ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL: Sida, Hep B y C, Gonorrea, Clamidia, Herpes, Sífilis.

11/09/2017

HCG SERVICIOS SANITARIOS es un centro medico especializado en pruebas diagnósticas rápidas de:

*  VIH / SIDA

* HERPES I/II

* HEPATITIS B / C

* GONORREA

* CLAMIDIA

* SIFILIS

Disponemos de 4 centros médicos donde podrás realizar tus pruebas sin necesidad de cita previa y de forma totalmente anónima. En nuestra página web encontrarás las direcciones y horarios de nuestros centros.

Enfermedades de Transmisión Sexual

 

Si eres una persona sexualmente activa, especialmente con múltiples parejas, lo más recomendable es realizarte una prueba al año al menos para detectar alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS), además de usar siempre protección, debido a que en muchos casos, no se presentan signos o síntomas.

¿Qué tipo de pruebas de ETS se puede pedir y con qué frecuencia debes realizarlas? Las respuestas dependen de tu edad, tus comportamientos sexuales y otros factores de riesgo. Existen algunas pautas para las pruebas de enfermedades de transmisión sexual específicas que deben tenerse en cuenta, sobre todo para las siguientes, que son las principales.

Clamidia y gonorrea

Se debe realizarse estudios de detección cada año si:

1. Eres una mujer sexualmente activa o menor de 25 años
2. Si tienes más de 25 años y con riesgo de enfermedades de transmisión sexual; por ejemplo, si tienes o tendrás relaciones sexuales con una nueva pareja o múltiples parejas.
3. En el caso de tener relaciones con personas del mismo género.

La clamidia y la gonorrea detección se realiza a través de un examen de orina o por medio de un hisopo dentro del pene en los hombres o del cuello del útero en las mujeres. La muestra se analiza luego en un laboratorio.

La detección es importante porque si no tienes signos o síntomas, puede haber una infección.

VIH, sífilis y hepatitis

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)alientan la prueba del VIH, por lo menos una vez, como una parte rutinaria de la atención médica si tienes entre 13 y 64 años. El CDC recomienda exámenes anuales VIH si existe un alto riesgo de infección. Solicitud de pruebas de VIH, sífilis y hepatitis si:

1. Prueba positiva para la gonorrea o la clamidia, la cual lo pone en mayor riesgo de otras enfermedades de transmisión sexual
2. Has tenido más de una pareja sexual desde tu última prueba
3. Usas drogas por vía intravenosa
4. Tienes relaciones con otra persona del mismo sexo.

El médico hace pruebas para la sífilis mediante la adopción de una muestra de sangre o un hisopado de las úlceras genitales que pueda tener. Se toma una muestra de sangre para la prueba de VIH y hepatitis.

Herpes genital

No existe una prueba concluyente de detección para el herpes, una infección viral que puede transmitirse incluso cuando una persona infectada no tiene síntomas. El médico puede tomar una muestra o cultivo de ampollas o úlceras primeros tejidos, si los tienes, para su examen en un laboratorio. Sin embargo, un resultado negativo no descarta el herpes como una causa de úlceras genitales.

Un análisis de sangre puede ayudar a detectar una infección de herpes, pero los resultados no siempre son concluyentes. Algunos exámenes de sangre pueden ayudar a diferenciar entre los dos tipos principales de virus de herpes. Los resultados falsos positivos y falsos negativos son posibles.

VPH

Ciertos tipos de virus del papiloma humano (VPH) pueden causar cáncer cervical, mientras que otras variedades de éste pueden causar verrugas genitales. La mayoría de las personas sexualmente activas lo contraen en algún momento de sus vidas, pero nunca desarrollan síntomas. El virus generalmente desaparece dentro de dos años.

No hay prueba de detección del VPH disponible para los hombres, en quienes la infección se diagnostica sólo por inspección visual o una biopsia de las verrugas genitales. En las mujeres, la prueba  consiste en un Papanicolaou que comprueban el cuello uterino para detectar células anormales. Se recomienda cada dos años para las mujeres entre 21 y 30 años.

Las mujeres de 30 años o más pueden esperar tres años entre las pruebas de Papanicolaou si sus tres últimas pruebas han sido normales.